Vivir no es cuestión de éxitos, sino de fluir y escuchar tu intuición

En el viaje real de la vida, lo único que cuenta a la hora de la verdad es cómo hayas vivido cada momento.